Mantener la Higiene de los Alimentos

Mantener la higiene de los alimentos es responsabilidad de todos.

Aunque algunas tareas específicas relacionadas con la higiene de los alimentos se pueden asignar a ciertos miembros del personal, la higiene de los alimentos es responsabilidad de todos. Los cocineros y el personal de comedor deben todos mantener una buena higiene, para estar seguros de no contribuir a crear un medio de trabajo poco higiénico. Toda cocina debe estar provista de un fregadero para lavarse las manos. En todas partes las leyes ordenan que las personas que vayan a manipular alimentos se laven las manos.

Todo establecimiento de comidas cuenta con procedimientos de lavado de ollas y utensilios claramente definidos, los cuales constan de lavado, enjuague y la aplicación de algún tipo de desinfectante con agua a muy alta temperatura o alguna solución química desinfectante. El equipo que se use para lavar los platos debe ajustar de tal forma que mantenga el agua a una temperatura específica y use un detergente lo suficientemente potente como para lavar y desinfectar bien los platos.

Todo establecimiento donde haya alimentos es blanco de insectos y roedores. Es fundamental mantener una vigilancia permanente y tapar y almacenar correctamente los alimentos para impedir que los alcancen los insectos y roedores.