Tipos de Refrigeración

Conservar los alimentos correctamente refrigerados es fundamental para poder mantenerlos en condiciones higiénicas y asegurar su calidad. Todos los equipos de refrigeración de un establecimiento de comidas deben estar en buenas condiciones y limpios. Hay diversos tipos de refrigeradores diseñados para diversos usos en la cocina y para satisfacer las necesidades de refrigeración de alimentos en general.

Cava
El componente más grande que hay en la cocina es la cava. Tiene las paredes cubiertas de estantes y a menudo está dividida en áreas que permiten conservar alimentos a distintas temperaturas. A menudo es lo suficientemente grande como para permitir la entrada de carritos o instalar estantes adicionales para mayor almacenamiento.

Frigoríficos de arcas
La siguiente unidad por orden de tamaño es el frigorífico de arcas. A menudo se encuentran agrupadas y pueden tener portezuelas para permitir que el personal saque ensaladas, postres y otras cosas.

Refrigeración Portátil

Las unidades de refrigeración portátil a menudo no son más que carretillas que se pueden llevar a cualquier punto de la cocina o del área de servicio donde se necesite refrigeración adicional.

Hay exhibidores refrigerados que se usan para mostrar postres o ensaladas.

Los congeladores independientes para helados tienen tapas separadas que permiten el acceso sin dejar escapar el aire frío.

El almacenamiento correcto de los alimentos es sumamente importante por motivos de higiene y salubridad y para mantener los alimentos en las mejores condiciones posibles. La clave está en mantener los alimentos en recipientes sellados para minimizar el contacto con el aire. En toda cocina hay una gran variedad de recipientes para almacenamiento y materiales de envoltura tales como el papel parafinado y el papel de aluminio. Pero el material que más se usa para envolver y cubrir alimentos en la cocina es la envoltura de plástico. En toda cocina hay grandes rollos en recipientes especiales con un borde serrado. También se puede escribir sobre la envoltura de plástico con un marcador. Al revisar el refrigerador de una cocina profesional se podrá ver alimentos ya preparados o preparados a medias bien envueltos y con la fecha de preparación o de colocación en el refrigerador claramente indicada en la envoltura.