Educación Continua

Cada vez más dueños y gerentes imparten o reciben capacitación adicional en la preparación de comidas. Esta capacitación puede ir dirigida al personal interno o a terceros.

El ramo de la restauración tiene fama de alta rotación de personal, así que si un gerente o dueño desea mantener la continuidad del estilo, debe haber algún tipo de capacitación interna. Hay factores externos, tales como tendencias de cocina nuevas, que pueden hacer necesario capacitar al chef o al personal de la cocina.

La oferta de formación o de una mayor capacitación también puede ser una forma de captar aspirantes calificados. Esa formación o capacitación puede tener lugar en el restaurante o en otro sitio. Puede que los dueños y los gerentes no tengan las aptitudes ni los recursos necesarios para impartir esa capacitación por sí mismos y a menudo recurren a proveedores que se encargan de prestar servicios específicos o de dar una mayor capacitación a su personal. Entre los profesionales de la cocina existe el deseo cada vez mayor de continuar mejorando sus aptitudes y la cantidad de cursos de mejoramiento profesional que se ofrecen va en aumento.

Competencias

En muy pocas profesiones se da la cantidad de competencias que hay para los chefs. Los patrocinantes de estas competencias de cocina pueden ser asociaciones profesionales o compañías privadas de locales o internacionales, o incluso juntas o consejos de empresas productoras de artículos de consumo masivo. Hay hasta Olimpiadas Culinarias en las que equipos de diversos países compiten por el honor de ser los mejores del mundo. Hay compañías que a menudo patrocinan competencias para promover alguna marca o ingrediente. Las juntas o consejos de productos de consumo masivo, como el Beef Council (consejo de empresas productoras de carne de res de EE.UU.), organizan competencias para promover el consumo de sus productos. Aparte de estas contiendas en las que los chefs se baten codo a codo, también hay competencias de recetas en las que los chefs trabajan en la privacidad de sus cocinas perfeccionando platillos nuevos.

Estas competencias, aparte de gratificar el ego de los afortunados ganadores, ofrecen una oportunidad para que los chefs pulan sus aptitudes. Los premios suelen ser medallas o trofeos grabados, pero a veces también hay premios en metálico.

Las Asociaciones Profesionales

Las asociaciones profesionales ofrecen varios niveles de acreditación que indican que un chef ha alcanzado un nivel especial de competencia en comparación con otros. La mayoría exige la aprobación de pruebas escritas o prácticas, o una combinación de ambas. Un ejemplo de ello es la ACF, que confiere los títulos de Chef Ejecutivo Acreditado (Certified Executive Chef) o Chef Maestro Acreditado (Certified Master Chef). Otra organización que agrupa a los reposteros y chefs pasteleros confiere el título de Chef Maestro Pastelero Acreditado (Certified Master Pastry Chef). Estas acreditaciones refuerzan la confianza en sí mismo y mejoran las posibilidades de obtener empleo, así como la capacidad de ascenso, de los chefs. Ya que esos méritos son motivo de orgullo, se suelen exhibir de manera altamente visible y los chefs pueden indicar esos niveles de acreditación por sus abreviaturas, como “CEC” o “CMC”, junto a su nombre.

Publicaciones

Los chefs, igual que en cualquier otra profesión, tienen a su disposición toda una gama de publicaciones relacionadas con su campo. En Estados Unidos, la publicación con la mayor circulación paga es Nation’s Restaurant News. Aparte de esta revista semanal, figuran la National Culinary Review, de la ACF, que forma parte de la afiliación a la organización; Chef, Food Arts, Restaurants & Institutions y Restaurant Business, por mencionar unas pocas. El número de sitios de Internet dedicados a este tema también es muy grande y la mayoría de las publicaciones cuentan con un componente en línea.