Lecciones

Los medios de comunicación se infiltran en nuestras vidas trayéndonos publicidad, artículos e información sobre salud, nutrición, higiene de los alimentos y cocina. A través de los últimos decenios, las “comidas tradicionales” que se preparaban en casa han sufrido una gran transformación. Eso, combinado con la tendencia cada vez mayor de comer fuera, ha permitido que las carreras relacionadas con los servicios de cocina profesional figuren entre las de mayor crecimiento en Estados Unidos.

Una carrera en el ramo de la cocina profesional promete grandes recompensas, entre ellas, la satisfacción de complacer a los comensales con comidas deliciosas, saludables y entretenidas. Pero se trata de una carrera que exige mucho trabajo, aguante físico, una buena salud y un deseo constante de crecer y mantenerse al día con las tendencias y las exigencias de los clientes.

Cuando uno entra en una cocina profesional a la hora de la comida o del “servicio”, uno se da cuenta de la gran actividad, el calor y el ruido que hay. La cocina de hoy día sigue siendo un lugar de mucho calor y trajín a pesar de ser ultramoderna, impecable y con aire acondicionado. Independientemente de la cantidad de trabajo de preparación que se haya hecho, a la hora del servicio hay que trabajar a un paso sumamente rápido. Los comensales exigen presteza a la hora de comer y no les gusta que la gente de la cocina los haga esperar. Este lugar ajetreado, caluroso y ruidoso es el hogar del chef.